4 de enero de 2013

Fantasmas del Pasado (FanFic de Butch y Marissa de HDN)

Bueno familia!!

Por fin me he decido a presentaros algo que esta escrito por mí. No es mas que un relato Fanfiction inspirado en el libro de Amante Confeso de la Saga de la Hermandad de la Daga Negra de J.R. Ward.

¡AVISO DE QUE CONTIENE CONTENIDO HOT Y NO ES PARA MENORES DE 18 AÑOS!

Espero que, de todos modos, os guste!!

FANTASMAS DEL PASADO:

Sentada en mi despacho y sepultada por un millar de papeles de Lugar Seguro dejo divagar mi mente por un momento.

Estoy en una de las miles de tediosas cenas de la glymera. Yo tengo el aspecto que se supone que debo tener ya que soy la Shellan de Wrath el rey de nuestra raza. Visto con largo vestido de coctel de los años 20 de Chanel. Mi cuello está adornado con diamantes y zafiros a conjunto con sus pendientes, pulsera y anillo, además de una pesada tiara con diamantes y perlas...

Como siempre luzco las mejores joyas de la familia. Joyas que me regalo mi padre cuando todavía vivía.

Rodeada de una muchedumbre de más de 100 personas, todas de las mejores familias de nuestra raza y ninguna me mira. Los hombres por respeto a nuestro rey y las mujeres por lástima ya que nuestro rey jamás me ha tocado para nada más que para beber de mí vena.

La gente que pasa por mi lado baja la vista y pasa lo más alejado de mí que les es posible. Ninguno macho se atreve a invitarme a bailar por lo que las contadas ocasiones en la que lo hago es con mi adorado hermano que tan bien ha cuidado de mi durante todos estos años…

De repente hay demasiada gente, el aire escasea y me veo obligada a salir, discretamente, del salón de baile y voy a la terraza más cercana. El aire frio golpea mi cara y me ayuda a recobrar la calma y tomar aire peor.

“Otra vez” pienso “otra vez me ha vuelto a ocurrir y ya son demasiadas veces”. Es una sensación con la que por desgracia estoy empezando a familiarizarme, la ansiedad que me provoca mi vida se está haciendo cada vez más palpable y me está destrozando.

Todo empezó poco después de conocer a Butch, ese macho me ha cambiado la vida. Las sensaciones que me provoca cuando me toca, cuando me mira, aquellos besos en la terraza de la casa del hermano Darius.

Cierro los ojos y me acaricio los labios recordando los suyos, suaves y firmes acariciando sobre los míos. Su lengua caliente, húmeda y resbaladiza jugando con la mía y el corazón se me acelera y una pena inmensa invade mi corazón.

“¿Porque no ha venido a verme? Ya han pasado semanas desde la última vez que nos vimos y me prometió que volveríamos a vernos… ¿Le habrá ocurrido algo? ¿Estará bien?...” me vuelve la sensación de ahogo y una lagrima cae por mi mejilla.

Debo volver a la fiesta pero me resulta casi mortal dar un solo paso que me lleve hasta una salsa que está llena de gente de la que no quieren saber nada de mí, ninguno de esos machos es el que yo deseo que esté junto a mí así que decido quedarme un rato mas disfrutando de una soledad que me reconforta mucho que más que la compañía de gente que ni siquiera se atreve a mirarme a la cara…

Tras más de media hora mí querido hermano sale en mi busca. No es de extrañar que sepa donde estoy pues jamás me quita ojo me conoce perfectamente.

- Marissa, querida, estas bien? – me pregunta con evidente preocupación.

- Sí hermano, perdona pero estaba necesitada de un poco de paz y soledad, sabes bien que las multitudes me sofocan y angustian.

Havers asiente conforme con mi explicación pero bien sabe el que cada vez me es más difícil estar ante la gente.

- Querida…Porque no te marchas a descansar? Yo te dispensaré ante todos, vale? – La voz de mi hermano es ansiosa. Asiento y le doy las gracias.

Tras despedirnos marcho a mi dormitorio donde me quito cada joya, cada pinza del pelo, cada prenda de ropa que me dan esa apariencia tan perfecta que debo tener ante todos y me meto en la ducha para hacer entrar en calor tanto mi cuerpo como mi triste alma.

- Butch… - Susurro con los ojos cerrados y el agua ardiente resbalando por mi cuerpo. Me lo imagino otra vez en aquella terraza. Es un recuerdo que bien podría ya estar gastado por la cantidad de veces al día que me viene a la mente y lo repaso una vez tras otra hasta el punto de sentir otra vez sus labios sobre los míos, sus manos sobre mi cuerpo y las lagrimas surcan mi rostro llena de tristeza y una sensación de abandono que jamás creí que experimentaría.

La verdad es que ni siquiera el rechazo de nuestro rey o la actitud de la Glymera me han hecho sentir jamás tal soledad…

Abro los ojos y vuelvo al presente a un despacho que nada tiene que ver con el de mi hermano y que está abarrotado de papeles y ficheros. La sensación no me ha abandonado del todo y una increíble necesidad de ver a mi hellren me invade así que marcho del despacho dejando como alma que lleva el diablo y una vez estoy en el jardín trasero de la mansión que alquilé para realizar “Lugar Seguro” me desmaterializo derechita a la guarida donde espero encontrar a Butch.

Para mi desgracia Butch no está así que opto por el lugar donde estoy segura que lo encontraré. Así que corro por el pasillo subterráneo en dirección a la sala de entrenamiento donde gracias a la Virgen esta Butch dando le de puñetazos al saco de boxeo.

Su imagen, cubierto de sudor y sin camiseta me deja sin respiración y en el mismo instante en que entro se gira para mirarme con evidente preocupación en su rostro. Se acerca a mí mientras se saca los guantes de boxeo y tirándolos al suelo como si no le importasen los más mínimo.

Cuando se encuentra a poco más de un metro de mi yo mismo salto para cubrir la distancia y echarme a sus brazos.

- Nena, que te pasa? - Me pregunta con esa voz ronca tan tuya haciendo que todo mi cuerpo se estremezca - Estoy completamente sudado, me dejas que me dé una ducha y hablamos?

Al instantes e incluso antes de que llegue a finalizar su frase ya estoy negando con la cabeza.

- No, no me sueltes. Necesitaba verte y abrazarte…Yo…Te echaba mucho de menos… - Le digo sin levantar mi rostro de su pecho.

Ahora rodeada por sus brazos siento como el aire vuelve a entrar con normalidad en mis pulmones. Noto el instante exacto en el que se da cuenta de lo ocurrido ya que no es la primera vez que tengo está increíble necesidad de verle y volver a él desde donde sea que esté en ese momento.

- No me lo digas…Havers, verdad?? - Me dice con cierta irritación es su voz que por mucho que intente ocultarla yo puedo percibirla perfectamente.

- No, que va! Es solo que… Necesitaba esto… - le digo separándome solo un poco de su cuerpo para poder mirarlo a los ojos.

Butch levanta una de sus enormes manos de guerrero para acariciar mi rostro con una ternura que jamás nadie sospecharía de un guerrero tan grande, rudo y fuerte como él. Cierro los ojos para deleitarme en esa caricia y al instante los labios de Butch se posan sobre los míos como una delicada mariposa, acariciándolos con ternura para después besarlos.

Ese beso que un principio ha comenzado a siendo una increíble expresión de amor y ternura hacia la mujer que ama se convierte, en manos de esta, en una expresión tórrida de una increíble necesidad. Profundizando su beso con mi lengua rodeo su cuello con mis brazos y los suyos me estrechan contra su cuerpo.

El aroma de nuestra vinculación estalla rodeándonos a los dos y llenando el aire de la gran sala de entrenamiento. Se fija en cada poro de mi piel marcándome.

Las manos de Butch hábilmente comienzan a sacarme la chaqueta del traje y la camisa dejando mis pechos con el sostén de encaje blanco al descubierto.

- Butch… - En un susurro intento llamar su atención aunque me es bastante difícil pronunciar palabra con sus labios tan pegados a los míos que es un milagro que no me esté devorando literalmente. – Butch, dime que…estamos solos aquí dentro…

- Solos…Sí… - Me dice entre gruñidos de lujuria.

- Bien… Porque no quiera que nos viera nadie… - Mis palabras salen entre jadeos.

Mientras Butch desabrocha mi camisa desciende por mi mentón y mi cuello dejando un camino a fuego lleno de besos y lametones que me hace perder el sentido y borran por completo esos fantasmas del pasado que de vez en cuando vienen a mí trayéndome malos recuerdos.

La sedosa camisa cae al suelo como una pluma desparramándose como un charco de seda blanca y al instante las manos de mi hellren cubren mis pechos mientras este besa el valle de mis pechos. Mus manos se enredan entre sus cabellos atraiéndolo a mi cuerpo para sentir su calidez sobre mi piel desnuda.

No tarda mucho en desabrocharme la falda y haciéndola caer al suelo dejándome solo en ropa interior y zapatos de tazón de aguja.

Ascendiendo otra vez por mi cuerpo para volver a mis labios y besarlos con ferocidad y necesidad me coge por las nalgas alzándome a su altura y rodeando mis piernas el rededor de sus caderas. Sin separar nuestros labios y llevado por el mero instinto me lleva sobre unas colchonetas azules donde con la mayor de las delicadezas me tiende colocándose sobre mí.

Rápidamente me deshago de sus pantalones dejándolo completamente desnudo para mí. Desciendo mis manos por su espalda sintiendo como cada uno de sus fuertes músculos se contraen en cada movimiento de su cuerpo hasta llegar a la parte baja de su espalda para volver a ascender.

- Ámame Butch, Ahora. – le suplico entre jadeos de delirio sexual – Te necesito…

Rápidamente Butch se deshace de mi ropa interior arrancándomela toda mi cuerpo, dejándome completamente desnuda y expuesta a él.

En el mismo instante en el que siento como su punta roma se coloca en la entrada de mi sexo anhelante por sentirlo, siento como mi respiración se para ante la expectativa. Butch suelta un gruñido tan masculino suyo y en un solo empujón se calva por completo en mi interior haciéndome gritar de puro éxtasis.

- Dios Marissa… - Murmura mientras se da un increíble festín con mis pechos - Todavía me asombro por como dominas todo mi cuerpo, mente y corazón con una simple palabra o mirada tuya…

Sus palabras llegan hasta el fondo de mi corazón. Eso es exactamente lo que estaba buscando cuando salí corriendo de mi despacho y ahora me doy cuenta de cuánto lo necesitaba realmente. Los brazos protectores de mi hellren me abrazan alzándome y sentándome sobre él, sin salirme un instante de su interior. Dejándome a mí el control de todo, de cada movimientos, de cada penetración. Dándome tanto poder que me siento abrumada.

Nuestros cuerpos friccionándose el uno contra el otro mezclándose nuestros sudores. Siento como mis colmillos estallan al instante en mi boca. Butch percibe mi necesidad y no duda un segundo de exponer su cuello a mí para que me alimente de él. Paso mi lengua con tediosa lentitud sobe su vena preparándolo para mi invasión y al instante clavo los colmillos. Su sangre tan poderosa cae por mi garganta llenando de fuerza mi cuerpo y provocando una lujuria tan grande que siento como mi cuerpo estalla por el éxtasis.

Butch gruñe con fuerza y me abraza pegándome todavía más a él. Tomando el control de nuestro placer y colocando una poderosa mano en mi nuca para que no me separe de su cuello y beba su sangre hasta llenarme.

Desclavo mis colmillos con lentitud para que sienta cada centímetro de estos para luego lamer las incisiones y dejar un tierno beso sobre estas lleno de gratitud y de amor. Busco sus labios y mezclando el sabor de nuestras salivas con el de su sangre nos besamos dejándonos en cada beso, en cada mordisque y cada fraccionamiento de nuestras lengua ternura, amor, deseo y pasión.

- Aliméntate de mi amor… - Le suplico - necesito tenerte dentro de mí de todas las maneras posibles - Confieso llena de necesidad de él, por él.

Butch se despega de mis labios y desciendo hasta mis pechos dejando besos en cada centímetro de mi piel en su camino a estos mientras yo arqueo mi espalda dándole todo el acceso que necesita a estos. Siento como su cálida y rugosa lengua acaricia mis pezones, como sus dientes tiran de ellos haciéndome gritar y al momento como me calva sus colmillos alimentándose de mí, mamando de mi pecho todo lo que necesita.

Locos de deseo estallamos juntos en un increíble orgasmo que nos hace subir a los dos hasta el cielo, dejarnos pendidos en el aire para luego volver a la tierra y a nuestros cuerpos.

Caemos rendidos sobre las colchonetas. Butch desclava sus colmillos y lame las incisiones de mi pecho sensible haciendo me estremecer. Abrazados el uno al otro y con mi hellren todavía en mi interior recuperamos el ritmo de nuestras respiraciones. Butch se acomoda sobre mis pechos mientras yo le abrazo y acaricio su sedoso pelo.

- Gracias - Susurro entre suaves jadeos. Butch alza su rostro para mirarme y comienza a negar con la cabeza.

- No, gracias a ti - Ve como le miro con extrañeza y antes de argumentarle nada me besa con tal ternura que me hace olvidar cualquier cosa que fuese a decir. - Te amo tanto y me siento tan afortunado de que estés junto a mí que pase como pase siempre me sentiré agradecido de cualquier cosa que pase entre nosotros siempre y cuando estemos juntos.

Le sonrió con ternura y siento como las lagrimas están a punto de hacer su aparición en mis ojos. Volvemos a besarnos justo antes de que Butch salga de mi interior para levantarse e ir a por toda la ropa y vestirnos. Cuando ambos ya hemos cubierto nuestros cuerpos Butch me pega a él rodeando mi cintura y mirándome con una increíble sonrisa que llena mi corazón de calidez.

- Vamos al pit nena… Hay algo allí que quiero enseñarte.

- ¿Qué es? - le pregunto con extrañeza. Él me guiña un ojo y con sonrisa traviesa me contesta.

- ¡Es una sorpresa! ¿Si te lo dijese no tendiera gracia, no crees? - me guiña un ojo y se agacha para volver a besarme antes de tomar rumbo a la guarida.

FIN

2 comentarios:

  1. Pavaaaaaaa de esto no sabia nada yo!!!! Plas plaa plas!!!! Me encantó!!!!! Eres uba crack!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wooooleeee!!!!!! Jejejejejejeje!! Me alegro que te guste!!! ^_^ jijijijiji!!

      Algun dia pondre algo propio que no sea FanFic!

      Eliminar

PARA PODER DEJAR UN COMENTARIO EN ESTE BLOG, HAS DE SER SEGUIDOR/A.

Si te ha gustado este post deja tu comentario y/o hazte seguidor/a del blog para enterarte de las ultimas novedades!!

Este blog esta en contra de la piratería de modo que no dejes tu mail solicitando el envío de libros!!!

Todos los comentarios serán previamente moderados por la admiradora.

Besazos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...