2 de junio de 2017

La Voz Romántica: Artículo de Scarlett Butler

Buenos días corazoncitos!!!

Me hace mucha ilusión poder volver a contar con Scarlett para mi nuevo proyecto bloggeril!!!

En esta ocasión nos muestra su experiencia ante la necesidad de encontrar a las lectoras beta perfectas para que cuando tu novela llega a las manos de las lectoras sea todo lo maravillosa que una espera que sea. 

Scarlett nos cuenta como esta relación puede conllevar una ardua búsqueda pero que cuando las encuentras es un puro flechazo, muy al estilo que nos trae aquí, de novela romántica. 

Espero que disfrutéis de su lectura y me contéis vuestras opiniones y experiencias. También espero que te animes a escribir tu artículo de opinión para este blog!


"LAS LECTORAS BETA"

Hace unas semanas hice una entrada en mi blog hablando de este tema, pero hoy quisiera explayarme un poco más. Las lectoras beta siempre han existido en el panorama literario, quizá algunas veces han sido amigos del escritor, otras sin embargo son expertos del género, lectores con los que el autor ya tiene un trato cordial, pero siempre ha sido gente con una muy buena intención de ayudar. Personalmente he contado con diferentes lectores cero hasta que he dado con «ellas». Yo lo comparo, salvando las distancias, a cuando encuentras a tu alma gemela. La búsqueda, a veces a propósito, otras inesperadamente, es infructuosa y tienes que dar con varios lectores cero hasta que llegan a tu vida las definitivas. Y ellas, las lectoras cero de mis historias, como siempre, me hacen darme con la realidad de bruces. Siempre con cariño aunque lo hacen de una manera tan efectiva que no puedo más que darles la razón. Y lo hago porque su trabajo no es nada sencillo, ser el lector beta de un escritor es un trabajo complicado. Su labor es difícil, decirle al escritor cosas como «esto no tiene sentido aquí», «te estás pasando en este punto», «¿por qué tal personaje hace esto?»... Al principio temía que me dijeran lo que me habían dicho otros: «fabulosa, genial, una maravilla...» Y aunque agradecía enormemente su esfuerzo al leer mi novela, no hacían la tarea que, al menos, yo considero debe hacer ese lector, ese trabajo que hacen ellas.

Cuando comenzamos a trabajar con la primera historia no sabía qué me iba a encontrar, y aunque una de ellas no es correctora su trabajo fue impecable y muy profesional. Se leía los capítulos, me marcaba con fosforito las frases que no entendía o las faltas ortográficas y después me llegaba el consecuente Whastapp con impresiones. Para ser del todo sincera debo reconocer que a veces algunas cosas no las compartía con ella, pero tras reflexionar y valorar su punto de vista, acababa viendo lo que ella me decía y le daba la razón. Después era el turno de la segunda «beta» y además correctora. Ella en su faceta profesional me marcaba muchas más cosas y me iba preguntando detalles de la historia. Para acabar terminábamos las tres hablando en nuestro grupo en común sobre cómo avanzaba la historia, lo que nos gustaba, qué chirriaba, qué no encajaba, qué nos enamoraba y sobre todo quién... 
Scarlett Butler

La labor de mis lectoras cero es vital porque son completamente objetivas con la historia, mantienen la distancia y son todo lo críticas que yo no puedo ser. Observan cada frase, analizando el significado de las mismas, estudian comportamientos, situaciones, analizan sentimientos… muchas veces pienso en ellas como cirujanos que destripan la novela de principio a fin.   

Los personajes son algo que me llega a obsesionar pues les pido casi con exigencia que los observen detenidamente, que se fijen si hacen algo que no va con ellos, si dicen cosas que realmente jamás dirían… También me preocupa mucho el ambiente de la historia, que no sea demasiado idílica, el desarrollo de la novela, que no sea algo lineal y aburrido; que la lectura enganche, que sea algo fluido, con ritmo…

Y a veces se quejan porque no encuentran todo lo malo que les pido, soy muy estricta y prefiero oír las cosas malas de la historia, lo que no les gusta o les chirria, lo que odian, el personaje con el que no conectan… las críticas constructivas, que aunque a veces duelen porque no dejamos de ser el creador de cada coma, son tan esenciales para el autor. 

Y en ese camino aprendemos mucho las tres: a corregir erratas, a expresar nuestra verdadera opinión y ser sinceras unas con otras, y sobre todo a disfrutar de la lectura. Fueron infinitamente pacientes con mis ruegos cuando les pedí su ayuda con la historia que llevaba entre manos hace meses. Desde entonces puedo afirmar con total rotundidad que las he encontrado, son «ellas».
¿Tu que opinas?
¿Te animas a escribir tu propio artículo?
Tus comentarios alimentan este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PARA PODER DEJAR UN COMENTARIO EN ESTE BLOG, HAS DE SER SEGUIDOR/A.

Si te ha gustado este post deja tu comentario y/o hazte seguidor/a del blog para enterarte de las ultimas novedades!!

Este blog esta en contra de la piratería de modo que no dejes tu mail solicitando el envío de libros!!!

Todos los comentarios serán previamente moderados por la admiradora.

Besazos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...